Los probióticos cuidan de ti, tu cuida de ellos.

El agua es el líquido vital que tu intestino necesita

Todos sabemos que en nuestro intestino viven millones de bacterias, en una persona saludable, las bacterias buenas (probióticos) son la mayoría, y las encargadas de ayudar en el proceso de digestión y absorción de los nutrientes para todo el cuerpo, además de fortalecer el sistema inmune. 

Su hábitat se llama microbiota, y para que este sea su hogar feliz, es importante mantenerlos a salvo. Los probióticos deben ser alimentados de la fibra, misma que se encuentra en las frutas y verduras, además de otros alimentos que contengan las vitaminas y minerales necesarios para el organismo, pero además de consumir estos alimentos, necesitan del líquido vital que algunos médicos lo han llamado como ¨la vitamina olvidada¨, el agua.

Si bien no sabemos cuál es la diferencia entre tomar agua potable, de botellón o de otras fuentes, sabemos que si influyen en la existencia de los probióticos, mientras más agua consumes, más probióticos se encuentran en el intestino, y mientras menos agua consumes, también se ven afectados. El agua en sí, es el combustible del cuerpo y es importante que sea parte de tu hábito diario, mínimo debes tomar 2 litros de agua.

Y procurar siempre que el agua sea tratada para evitar infecciones que puedan ocasionar enfermedades intestinales.

Recuerda que en caso de ingerir alimentos o bebidas que te causen infecciones intestinales, te recomendamos Bagovital Digest, 1 sobre diario por 10 días te ayuda a aliviar los cólicos y los episodios de diarrea desde la primera toma, es una ayuda al tratamiento principal, indicado por tu médico, para restablecer la flora bacteriana.

Fuente: