Probióticos contra la anemia.

Si padeces anemia, los probióticos son tus aliados

La anemia, es un problema que puede aparecer en cualquier etapa de la vida, si en algún momento tu médico te diagnostica a ti o a alguien en tu familia, es importantísimo que lleve una mejor alimentación a la que está llevando.

Lo primero, es que el organismo recupere el hierro perdido, para ellos debes incluir, en tus comidas, alimentos ricos en vitamina C, ellos ayudan a absorber y a mantener el hierro de los otros alimentos en el cuerpo. Puedes tomar suplementos vitamínicos de hierro con jugos de frutas cítricas o en el desayuno junto a tus ensaladas de frutas que incluyan naranjas, mandarinas, kiwis o en el almuerzo con tomate, lechuga y rúcula.

Las mejores fuentes de hierro son las de origen animal, como las carnes rojas, mariscos, atún y vegetal como espinacas, brócoli o semillas de calabaza.

Evita el consumo excesivo de lácteos, estos alimentos disminuyen la capacidad de absorción de hierro al igual que los medicamentos antiácidos.

Los probióticos son tu mejores amigos

Estos pequeños organismos que viven en el intestino, mayormente, son los que mantienen el equilibrio de todo el organismo, cuando la flora intestinal está en perfecta armonía, los probióticos ayudan a la ingesta de nutrientes, como el hierro. Incorpora en tu alimentación bebidas fermentadas, yogurt o leches fermentadas y apóyate de un suplemento como Bagovital Inmune que cuenta con probióticos, prebióticos y vitamina C para fortalecer tu 

salud, proporcionando la cantidad que necesitas de probióticos a tu organismo.

Encuéntralo en las principales farmacias del país. Ideal para grandes y chicos.

 

Fuente: